AYUDA A DOMICILIO

DEL SERVICIO DE AYUDA A DOMICILIO TRADICIONAL A LA ATENCIÓN A DOMICILIO AVANZADA

El servicio de ayuda a domicilio surge en España alrededor de los años 70, cuando se estableció el servicio social de asistencia a la persona mayor, siendo uno de sus principales  objetivos  la organización de asistencia o ayuda domicilio a los beneficiarios.

Desde la década de los años 70, hasta 2019 han transcurrido ya varios años, en los que ha cambiado la situación social de España y las necesidades de las personas que van a beneficiarse de esta  asistencia, la demografía española, la dependencia y discapacidad, entre otros aspectos relevantes, pero bien es cierto que lo que no ha evolucionado es el servicio, a estas alturas, ya tradicional, de ayuda a domicilio. Un dato destacable, es que desde su creación se ha mantenido la media de horas por persona mayor.

Este servicio pasa por ofrecer a la persona cuidados básicos y tareas de limpieza, ¿pero actualmente es suficiente? ¿Las personas mayores o personas con necesidad de apoyos, están satisfechas con la cobertura de sus necesidades básicas y  tareas de limpieza de su domicilio?

 

Hemos creado un sistema de atención domiciliaria avanzada en el que de la mano de expertos valoramos, asesoramos y lo que es más importante, acompañamos a las personas en su proyecto de vida.

Desde Atención Integral a la Dependencia sabemos que no es suficiente, sabemos que en la actualidad otros recursos asistenciales cuentan con herramientas de última generación que se encuentran al servicio de las personas, y nos negamos a proporcionar una atención domiciliaria básica como la ayuda a domicilio tradicional, por eso hemos creado un sistema de atención domiciliaria avanzada en el que de la mano de expertos valoramos, asesoramos y lo que es más importante, acompañamos a las personas en su proyecto de vida.

Ponemos en marcha una metodología de gestión de casos,   en la que a partir de  la valoración inicial de cada persona, asesoramos a nuestros clientes de las horas de atención que  requieren, sin necesidad de realizar una inversión innecesaria y contratar más de las que verdaderamente necesitan. Además contamos con una herramienta tecnológica, llamada BePrevent que ofrece un apoyo al  cuidado no presencial, a través del que la familia está informada a tiempo real de que su familiar se encuentra  en casa manteniendo sus rutinas cotidianas.

Con la finalidad de seguir haciendo partícipes a las personas mayores de sus entornos cotidianos, contamos con los recursos del barrio para favorecer la consecución de sus  objetivos personales.

Desde Atención Integral a la Dependencia creemos en la evolución y con ella la transformación de un servicio de ayuda a domicilio a un servicio de atención domiciliaria avanzada.

Esta entrada tiene un comentario

Deja un comentario

Cerrar menú