Tratamiento a domicilio de la Enfermedad de Alzheimer

Tratamiento a domicilio de la Enfermedad de Alzheimer

Cuidar en casa es una opción cada vez más elegida por nuestros mayores, pero eso no implica que en el domicilio no puedan recibir la misma atención que en un centro residencial en lo que a tratamientos y terapias se refiere. En este post vamos a explicaros cómo debería ser el tratamiento a domicilio de la enfermedad de Alzheimer en su aspecto socio sanitario de tratamiento y terapias, así como los factores a tener en cuenta.

  1. Equilibrio Ocupacional: El equilibrio ocupacional refleja la cantidad de tiempo que dedican nuestros mayores en el domicilio a diferentes tareas como pueden ser cocinar, dormir, comer, hacer crucigramas, tejer, etc. Cómo norma general debe existir un equilibrio saludable entre actividades de la vida diaria, actividades de ocio y productivas y actividades de descanso. El problema viene cuando en nuestros mayores en casa las actividades de descanso son excesivas (sueños largos en el sofá, ver la TV durante largas horas etc.). Es muy importante que, aunque estemos en casa nos mantengamos activos y potenciemos nuestro equilibrio ocupacional

2. Estimulación cognitiva: En procesos de deterioro cognitivo asociado a alguna patología, así como en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer en el domicilio u otro tipo de demencias es importante que un profesional como un terapeuta ocupacional, un psicólogo o una neuropsicologa realice junto con las mayores actividades de estimulación cognitiva trabajando la memoria, la atención, la planificación y secuenciación de las acciones. Esto puede hacerse bien de manera oral o bien escrita a través de fichas. Debe ser el profesional quien seleccione el método adecuado en base a las necesidades y características de la persona mayora.

3. Estimulación física: El ejercicio físico es la base del envejecimiento activo y saludable. En ocasiones basta con un simple paseo, en otras con algunas pedaladas en un pedalier o con alguna sesión de gerontogimnasia domiciliaria para trabajar la movilidad y coordinación del cuerpo. No es necesario disponer de un gran espacio, el profesional adecuado adaptara la actividad al entorno y al espacio del que disponga la persona mayor.

“La atención a domicilio puede y debe ser multidisciplinar y atender a todos los aspectos de la persona.”

4. Tratamientos fisioterapéuticos: En ocasiones y debido a alteraciones en la postura nuestro cuerpo se resiente con contracturas o pequeñas lesiones musculares. En estos casos un fisioterapeuta a domicilio puede ser muy útil para valorar y tratar la lesión.

“si nos quedamos solo en el cuidar dejamos a la persona a expensas de la enfermedad”

5. Actividades de Ocio: Cómo hemos comentado cuando hablábamos del equilibrio ocupacional, el ocio es una parte básica y primordial de la vida en domicilio y como tal debe ser cuidada y potenciada a través de salidas del domicilio para realizar paseos (parque, zona comercial, visitas culturales) o dentro del domicilio con actividades significativas y con historia personal como el ganchillo o simplemente la lectura del periódico por las mañanas. En estos casos un buen asistente personal puede ser de gran ayuda.

6. Actividades de la vida diaria: Por último y no por ello menos importante para el tratamiento a domicilio de la enfermedad de Alzheimer es necesario la correcta adaptación de las actividades de la vida diaria a la situación dinámica y cambiante de una persona que se encuentra en situación de dependencia o en riesgo de encontrarse en tal situación. Un terapeuta ocupacional puede ser el encargado de realizar las adaptaciones y terapias necesarias en el domicilio para que las actividades de la vida diaria reciban el menor impacto posible de las alteraciones que provoca la enfermedad de Alzheimer.

En muchas ocasiones también puede ser necesaria la intervención de otros profesionales como logopedas para el tratamiento de la alimentación y la deglución, así como del lenguaje y de enfermeros para el cuidado de la situación de salud. A estos profesionales les dedicaremos un post en el futuro.

 

Por lo tanto y como conclusión ¿Es suficiente con un cuidador para cuidar en casa? La respuesta es No. Un cuidador se encarga de proporcionar la mejor atención posible en el día a día de la persona con Alzheimer, pero para el tratamiento a domicilio de la enfermedad de Alzheimer, es necesario por no decir imprescindible la presencia de otros profesionales que diseñen un ecosistema de atención a la persona baja todos los enfoques posibles para conseguir una calidad de vida real en el domicilio.

Descubre lo que Atención Integral a la dependencia puede hacer por ti en el …

Tratamiento a domicilio de la enfermedad de Alzheimer

Facebook

Descubre nuestras noticias , información del sector y sigue nuestras formaciones.

Instagram

Sigue nuestras acciones formativas par profesionales

Youtube

Sigue nuestros videos y consejos !

Deja un comentario

Cerrar menú